La inseguridad alimentaria en países latinoamericanos y caribeños se elevó a niveles récord no vistos en los últimos veinte años, según arrojó un estudio de diferentes agencias de las Naciones Unidas (ONU).

“Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrentan una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria”, dijo el representante regional de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), Julio Berdegué.

Según el organismo, que define la situación de inseguridad alimentaria como la de aquellas «personas que se quedan sin alimentos o pasan un día o más sin comer», el número de casos en la región aumentó un 14% en 2020, afectando así a 92,8 millones de personas. En 2014, esta cifra era de 47,6 millones de personas.

La investigación ofreció como datos que al menos unos 59,7 millones de latinoamericanos y caribeños pasaron hambre en 2020, lo que demuestra que un 41% de la población está en situación de inseguridad alimentaria.

Visto así, el incremento del 30% de personas hambrientas, demuestra que en América Latina y el Caribe “fue la región donde más creció ese flagelo entre 2019 y 2020”.

Ante esta situación, la ONU, en un comunicado, urgió a los países de la región a «transformar sus sistemas agroalimentarios y hacerlos más eficientes, resilientes, inclusivos y sostenibles, para proporcionar dietas saludables para todos».

* Con información de la publicación oficial de la ONU.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here