La presencia del fantasma de Marilyn Monroe se sintió durante el rodaje de «Blonde», un filme biográfico con elementos ficticios sobre su vida, debido a que algunas cosas caían al suelo cuando se enfadaba, dijo el jueves la actriz que la encarnó, Ana de Armas.

La película de Netflix, dirigida por Andrew Dominik, se estrena mundialmente en el Festival de Cine de Venecia y explora algunos momentos clave de la problemática vida de un imperecedero ícono de Hollywood.

«Realmente creo que ella estaba muy cerca de nosotros. Estaba con nosotros», dijo la actriz de origen cubano, que necesitó entrenamiento de voz para disimular su acento español y captar la esencia de Monroe.

La actriz Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
La actriz Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

«Creo que era feliz. También tiraba cosas de la pared a veces y se enfadaba si no le gustaba algo», dijo a periodistas. «Quizá esto suene muy místico, Sin embargo, es cierto. Todos lo sentimos».

El director australiano dijo que el rodaje comenzó el 4 de agosto, el aniversario de la muerte de Monroe en 1962 por una sobredosis cuando sólo tenía 36 años.

Las escenas iniciales se rodaron en el mismo apartamento en el que Marilyn, entonces llamada Norma Jeane Baker, había vivido con su madre, quien sufría una enfermedad mental. La escena de la muerte también se rodó en la misma habitación en la que murió la famosa actriz.

La actriz cubana Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
La actriz cubana Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

«Definitivamente, tomó elementos de ser como una sesión de espiritismo», dijo Dominik, que pasó más de una década tratando de llevar el libro del mismo nombre de Joyce Carol Oatesby a la pantalla.

Aunque de Armas tenía un fuerte acento español, Dominik dijo que estaba convencido de que podía interpretar el exigente papel principal después de verla en una película de 2015 «Knock Knock».

Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
Ana de Armas en Venecia. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

«Supe que era ella en cuanto la vi en la televisión. Es un poco como cuando te enamoras a primera vista, cuando la persona adecuada entra por la puerta, lo sabes», dijo.

De Armas admitió que sabía poco sobre Monroe, un emblema de Estados Unidos del siglo XX, cuando aceptó el papel. Sin embargo, dijo que se sumergió en el personaje antes de comenzar el rodaje.

«Ella era todo lo que pensaba, era todo lo que soñaba, era todo lo que podía hablar, estaba conmigo y era hermoso», dijo.

«Blonde», protagonizada también por Adrien Brody y Julianne Nicholson, es una de las 23 películas que compiten por el León de Oro, que se entregará el 10 de septiembre.

Brad Pitt, Ana de armas y Adrien Brody. REUTERS/Guglielmo Mangiapane
Brad Pitt, Ana de armas y Adrien Brody. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here