El Ejército israelí informó el lunes que mató a decenas de militantes en la Franja de Gaza, mientras el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, regresa a la región para presionar por una nueva pausa en los combates.

Las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que sus operaciones durante el último día incluyeron ataques aéreos y batallas terrestres en Khan Younis, en el sur de Gaza, así como incursiones en el norte y el centro de Gaza.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) dijo que los intensos combates en la zona de Khan Younis están empujando a los civiles hacia el sur, hacia Rafah, donde más de la mitad de la población de Gaza ya se ha refugiado, muchos de ellos en refugios improvisados.

La ONU estima que el 75 % de la población de Gaza ha huido de sus hogares, y dice que la población de Gaza se enfrenta a una «aguda escasez de alimentos, agua, refugio y medicinas».

Un alto el fuego temporal propuesto traería consigo un aumento de la ayuda humanitaria para Gaza, junto con la liberación de los rehenes retenidos por militantes de Hamás.

Los líderes de Hamás han estado considerando la propuesta durante una semana después de que surgió de las conversaciones entre mediadores egipcios, qataríes y estadounidenses.

El viaje de Blinken incluye paradas esta semana en Arabia Saudita, Egipto, Qatar, Israel y Cisjordania.

«El secretario continuará los esfuerzos diplomáticos para llegar a un acuerdo que asegure la liberación de todos los rehenes restantes e incluya una pausa humanitaria que permita una entrega sostenida y mayor de asistencia humanitaria a los civiles en Gaza», dijo el Departamento de Estado.

Israel prometió destruir a Hamás, que gobierna Gaza, después de que el grupo militante enviara combatientes a Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, según recuentos israelíes. Hamas, que ha sido designada como organización terrorista por Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea y otros países, también tomó como rehenes a unas 240 personas.

Las operaciones militares aéreas y terrestres de Israel en Gaza han matado a más de 27.300 palestinos y herido a otros 66.000, según el Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás. El ministerio incluye tanto a civiles como a militantes en su recuento, pero dice que el 70 % de los muertos eran mujeres y niños.

[Parte de la información para este artículo provino de Agence France-Presse y Reuters]

Redacción: Voz de América.