El secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick Garland, dijo el lunes que el Departamento de Justicia tiene la intención de nombrar a un fiscal y un asesor legal para ayudar a Ucrania en sus esfuerzos por investigar y enjuiciar presuntos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas.

El fiscal tendrá su sede en La Haya en Eurojust, la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación en Justicia Penal, indicó Garland, luego de una reunión con el fiscal general ucraniano Andriy Kostin.

Garland dijo que un asesor legal residente también sería enviado a la Embajada de Estados Unidos en Kiev este verano.

Dijo que los fiscales ucranianos habían estado trabajando con el Departamento de Justicia para investigar crímenes de guerra en los que Estados Unidos tiene jurisdicción, como aquellos que matan o hieren a estadounidenses. El Congreso también amplió recientemente la autoridad del departamento para enjuiciar a cualquier criminal de guerra que se encuentre dentro de los EEUU.

«Hemos hecho un buen progreso con respecto a algunos sospechosos», dijo Garland a los periodistas el lunes, y agregó que la investigación «va muy bien».

Rusia niega su participación en crímenes de guerra y niega haber atacado deliberadamente a civiles.

Kostin dijo a los periodistas que agradecía la ayuda del Departamento de Justicia y dijo que Ucrania también estaba hablando con las agencias de inteligencia de Estados Unidos «sobre la posibilidad de compartir información de inteligencia para investigar y enjuiciar crímenes de guerra específicos cometidos por rusos».

En junio pasado, Garland nombró al veterano fiscal Eli Rosenbaum para dirigir un nuevo Equipo de Responsabilidad de Crímenes de Guerra, que tiene la tarea de coordinar y brindar asistencia a sus homólogos internacionales para ayudar a recopilar y analizar pruebas para responsabilizar a los presuntos criminales de guerra rusos.

En marzo de 2022, el departamento también lanzó un nuevo grupo de trabajo conocido como KleptoCapture, que se dedica a hacer cumplir sanciones, restricciones a la exportación y contramedidas económicas diseñadas para congelar a Rusia fuera del mercado global.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here