La vacuna de Pfizer BioNTech contra el COVID-19 ha sido aprobada totalmente por los reguladores estadounidenses para su uso general en todas las personas mayores de 16 años.

Con el anuncio de este lunes de la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA), la aplicación de la vacuna de Pfizer ya no tiene categoría de emergencia y el medicamento se convierte en la primera inmunización contra el COVID-19 aprobada completamente en el país.

El Pentágono reaccionó a la noticia con una actualización de su mandato para vacunar a todo su personal en servicio activo, informó el portavoz John Kirby.

Las autoridades de salud pública confían también en que la autorización convencerá a más personas a vacunarse, ya que muchas no lo hacían alegando que su aprobación había sido de emergencia.

La aprobación plena significa que todos los requisitos exigidos por la FDA, especialmente los relacionados con estudios de largo alcance para descartar efectos nocivos, se han cumplido por la vacuna de Pfizer.

Más de 200 millones de dosis de la vacuna de Pfizer ya se han administrado en Estados Unidos desde que su uso de emergencia fue aprobado en diciembre.

“El público puede estar más que confiado de que esta vacuna cumple las normas más altas de seguridad, efectividad y fabricación requeridas por la FDA para un producto aprobado”, dijo la comisionada interina de la agencia reguladora, Janet Woodcock.

La funcionaria consideró que la medida tomada este lunes “es un paso más para alterar el curso de la pandemia en Estados Unidos”.

La FDA dijo también que nunca antes ha tenido tanta evidencia para juzgar la seguridad de un medicamento.

El Pentágono reaccionó a la noticia con una actualización de su mandato para vacunar a todo su personal en servicio activo, informó el portavoz John Kirby.

El presidente Joe Biden recomendó al Pentágono el mes pasado que estudiara cómo podría vacunar contra el COVID-19 a todo su personal para mediados de septiembre y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo que esa fecha podría adelantarse si la FDA aprobaba una vacuna.

Sin embargo, el portavoz Kirby explicó en una conferencia de prensa que se está trabajando todavía en ajustar el plazo.

Biden dijo también el mes pasado que los empleados del gobierno federal debían vacunarse o someterse a pruebas periódicas y a usar máscaras.

La vacuna de Pfizer ha mostrado una efectividad del 97% contra casos graves de COVID-19 y de hasta el 84% a los seis meses de la segunda dosis, según datos de la compañía.

En cuanto a la altamente contagiosa variante delta que se ha vuelto predominante en el país, cifras de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) reflejan que es aún efectiva para prevenir hospitalizaciones y muertes.

[Con información de AP y Reuters]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here