QUITO – Ante el aumento de los casos de COVID-19 en Ecuador, los municipios quieren comprar directamente las vacunas y, dado que las farmacéuticas sólo han hecho convenios con el Estado, su contrato no les permite realizar tales acuerdos.

Hasta el momento el laboratorio Pfizer ha provisto cerca de 275.000 vacunas para el país.  Hace pocas horas llegaron 84.000 dosis de AstraZeneca, a través de COVAX (mecanismo de distribución de la ONU), que ha prometido completar 756.000 dosis hasta el próximo mayo, y 7 millones más antes de finalizar el 2021. Con esto, el 20% de la población podría ser vacunada.

Raúl Delgado, representante de la Asociación de Municipalidades de Ecuador, se quejó de la situación que les impide alcanzar la vacuna. “En pocas palabras, dicen: no pueden comprar”.

La alcaldesa de Guayaquil, Cinthya Viteri, fue más lejos e interpuso una demanda contra la firma Pfizer porque esta manifestó a través de un comunicado que sólo puede vender las vacunas al estado ecuatoriano y no a gobiernos locales.

“Para que nos permitan comprar y aplicar las vacunas a un millón de guayaquileños”, aseguró Viteri.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, fue más conciliador y dijo que tiene 20 millones de dólares que puede dárselos al gobierno para que adquiera las vacunas para los quiteños.

“O para poder colaborar con la logística, lo importante es que necesitamos las vacunas”, manifestó el alcalde.

El gobierno habilitó una página oficial para que los ciudadanos se puedan inscribir para recibir las dosis.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here