Ingenieros de la Universidad de Washington crean un sistema de detección que es lo suficientemente pequeño como para ponerlo encima de un abejorro, lo que les permite rastrear insectos voladores.

 

 

 

 

 

Presentamos el siguiente video

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here