SAN SALVADOR – La fiscalia de El Salvador deberá definir si procede acumular delitos de usurpación de  funciones  o falsedad material al actual director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas, quien renunció al cargo ad honorem que ostentaba como viceministro de Seguridad y el cual le otorgaba inmunidad.

La renuncia se mantuvo en secreto y sólo fue comunicada cuando transcurría en el Congreso la sesión de antejuicio para quitar el fuero y que el funcionario enfrentara a la justicia común por incumplir órdenes legislativas de apremio de funcionarios investigados por presunta corrupción en  la atención de  la pandemia de COVID -19.

La  abogada independiente, Marcela Galeas, dijo que «era obligación, tanto de la defensa como del acusado, poner en conocimiento de la Asamblea legislativa, la calidad que él ostentaba en ese momento; es decir, él había renunciado con anterioridad, era obligación de él y de sus abogados ponerlo en reconocimiento”.

Por su parte, el abogado Héctor Nahúm Martínez, defensor del exviceministro de Seguridad y actual director de la PNC, rechaza que hayan ocultado información.

Según él, «esa decisión del señor comisionado (director de la PN) se tomó desde un día antes y se había publicado en el Diario Oficial (órgano de difusión ), entonces dónde está la ocultación de la información, dónde está la falta de lealtad y probidad, la falta de lealtad procesal».

El director policial enfrentará un proceso en un tribunal común por el delito de  incumplimiento de deberes; y  el congreso pide otra investigación por haberse presentando ostentando un cargo que ya no tenía, a la hora de la sesión en la que se votaría para retirarle su inmunidad.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here