Una carta de congresistas republicanos enviada al presidente Joe Biden «lamenta» que su gobierno “ha actuado con lentitud para apoyar los clamores del pueblo cubano por libertad y derechos humanos”.

Un grupo de congresistas republicanos pidieron en una carta el presidente Joe Biden que tome “acciones decisivas y expeditas” para respaldar las demandas de libertad del pueblo cubano, porque consideran que su administración no ha respondido adecuadamente a las protestas que comenzaron en la isla el 11 de julio de 2021.

La carta, firmada por los congresistas cubanoamericanos Mario Díaz Balart, María Elvira Salazar, Carlos Giménez, además de la puertorriqueña Jenniffer González-Colón, y Nicole Malliotakis, Byron Donalds y Victoria Spartz, “lamenta” que el gobierno “ha actuado con lentitud para apoyar los clamores del pueblo cubano por libertad y derechos humanos”.

“El régimen cubano continúa violando los derechos de libertad de expresión y de acceso a fuentes de información libres e independientes”, indica el documento, y denuncia que “corta el acceso a internet para silenciar a la disidencia e impide los esfuerzos de observación internacionales”.

Los legisladores consideran que la administración no ha logrado encontrar una solución a las restricciones impuestas por el Gobierno cubano al acceso a la libre información.

“Ha fracasado en potenciar la iniciativa y al sector privado para permitir que el pueblo de Cuba se comunique entre sí y con el mundo exterior a través de un acceso sin obstáculos a internet, una acción que goza de apoyo bipartidista en el Congreso y amplio respaldo en la comunidad cubanoamericana” en EE. UU.

La carta reprocha a Biden que no se haya reunido con un equipo republicano que incluye a miembros del Congreso que representan a la amplia mayoría de los cubanoamericanos y que, aparte de formar grupos de trabajo y reuniones hace unos meses, aún no se han visto resultados de una revisión de la política hacia Cuba que ayude a los cubanos que la necesitan con urgencia.

También expresan preocupación porque la administración “no ha logrado garantizar fondos adecuados para la Oficina de Transmisiones a Cuba (Radio y Televisión Martí) en un momento en que el pueblo cubano necesita desesperadamente información independiente del exterior”.

Más perturbador aún, dicen a Biden los legisladores, “es que su administración debilitó las sanciones al aliado y benefactor del régimen cubano, la dictadura de (Nicolás) Maduro en Venezuela, al día siguiente de las protestas del 11 de julio”.

¿Qué ha dicho el gobierno de Biden?

El secretario de Estado Antony Blinken condenó lo que llamó «tácticas de intimidación» del gobierno cubano antes de la marcha de protesta planificada para el lunes en Cuba y prometió que Washington aplicará medidas para «rendir cuentas» por la represión.

«Pedimos al gobierno cubano que respete los derechos de los cubanos, permitiéndoles reunirse pacíficamente … y manteniendo abiertas las líneas de Internet y telecomunicaciones», dijo Blinken en un comunicado el domingo.

Los comentarios de Blinken provocaron una rápida reprimenda del canciller Bruno Rodríguez, quien le dijo a Estados Unidos que se mantuviera al margen de los asuntos cubanos.

«Antony Blinken debería aprender de una vez por todas que el único deber del gobierno cubano es con su pueblo y rechaza, en su nombre, la interferencia de Estados Unidos», dijo Rodríguez en Twitter.

La administración del presidente Joe Biden impuso sanciones selectivas a los funcionarios cubanos y las fuerzas de seguridad luego de las protestas de julio.

Legisladores advierten sobre eventual revisión de políticas hacia Cuba

La misiva a Biden descarta la idea dentro de la revisión de la política hacia Cuba de aumentar las remesas y expandir el personal de la embajada de EE. UU. en La Habana, alegando que “desvía la atención a un asunto tangencial que no responde a los llamados de libertad del pueblo cubano”.

“Nos preocupa que la expansión de las remesas pueda proveer una fuente de ingreso a los opresores en Cuba” y que “el resultado de la revisión de la política sea inefectiva, contraproducente y tardía”, agrega la carta.

Los legisladores advierten que hay que aprovechar el tiempo. “La dictadura comunista en Cuba está otra vez enfrascada en una represión generalizada mientras los activistas prodemocracia y pro derechos humanos planean protestas para el 15 de noviembre”.

“Seguiremos alentándolo a incluir la democracia y los derechos humanos dentro de la política hacia Cuba”, afirman los legisladores. “La oportunidad se está perdiendo para que usted encabece un esfuerzo global coordinado de socios para respaldar al sufrido pueblo cubano en su causa por la libertad”.

“La acción decisiva es imperativa para extender la solidaridad con el pueblo cubano en su causa por la libertad y asegurar que los abusadores potenciales de los derechos humanos entiendan que habrá consecuencias por sus acciones”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here