MANAGUA – A dos años del allanamiento y cierre en Nicaragua del Canal 100% Noticias y el semanario Confidencial, el gobierno del presidente Daniel Ortega orientó colocar rótulos en las fachadas de los edificios que permanecen tomados por la Policía Nacional este lunes 23 de diciembre.

Igual medida fue tomada en nueve oenegés a las cuales se les ordenó la cancelación de sus personerías jurídicas en 2018.

“Esta propiedad pertenece al Ministerio de Salud. Aquí se construirá el Centro de Atención para personas con adicción de alcoholismo y drogadicción”, dice en el rótulo que fue colocado en el Canal 100% Noticias, ubicado en una de las principales avenidas de la capital nicaragüense.

El periodista Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial denunció que el gobierno “ejecutó la confiscación de facto de las redacciones de Confidencial y 100% Noticias”, pues hasta la fecha la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, señalada de estar controlada por el oficialismo, no ha resuelto el caso de los edificios de los medios de comunicación y oenegés confiscadas.

“Ortega ejecuta la confiscación de facto de las redacciones de Confidencial y 100% Noticias, pero nunca podrá confiscar el periodismo, ni matar la verdad. También confisca propiedades de organizaciones no gubernamentales, viola su propia Constitución y anula a la Corte Suprema”, escribió Chamorro en su cuenta de Twitter.

Tras el allanamiento de Confidencial, 100% Noticias y nueve oenegés en Nicaragua, sus propietarios han recurrido en múltiples ocasiones, ante la Corte de Justicia para que resuelva la situación, amparándose en lo establecido por la Constitución Política que prohíbe la confiscación en todas sus formas.

Sin embargo, a la fecha la Corte Suprema no se ha pronunciado al respecto, pese a que en enero de este año, el magistrado de ese poder del Estado, Francisco Rosales, dijo a la Voz de América que existía un proyecto de sentencia sobre los medios de comunicación tomados las autoridades policiales.

“Ya vamos a resolver pronto. En cuánto tiempo no te podría decir porque cada magistrado se toma su tiempo”, dijo entonces Rosales.

Temen un fallo de facto

Los propietarios de los medios y oenegés que están clausurados temen que haya “un fallo de facto” sobre las instalaciones.

En el caso de las oenegés a las cuales se les canceló su personería jurídica en diciembre de 2018, la Asamblea Nacional, también controlada por Ortega ordenó en ese entonces que los bienes y acciones a las que pertenecen a las ONGS “deberán ser entregados al Estado de Nicaragua”.

CIDH se pronuncia

El relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca, denunció que el Estado de Nicaragua “mantiene secuestradas las instalaciones de dos medios de comunicación y nueve oenegés”.

Además enfatizó en que “lejos de devolver lo que usurpó” el gobierno “pone banderas de despojo con avisos que refrendan su profunda convicción a la censura”.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here