WASHINGTON – Con el anuncio el lunes de la compañía farmacéutica AstraZeneca de que su vacuna previno con éxito la infección por coronavirus, ya son tres las vacunas prometedoras para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

La firma de biotecnología Moderna y las compañías farmacéuticas asociadas Pfizer y BioNTech anunciaron la semana pasada que sus vacunas estaban listas para enviar a la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para la autorización de uso de emergencia.

Son señales de esperanza a medida que el número mundial de muertos por COVID-19 se acerca a 1,4 millones de personas, según la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, los científicos advierten que todo lo que saben sobre estas vacunas es lo que las empresas han dicho en comunicados de prensa.

Al igual que los avances de películas, «proporcionan algunas escenas emocionantes, pero dejan muchas cosas sin decir. Tienes que ir a ver la película completa», dijo William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt.

CORRECTION - DO NOT USE
This creative image taken in a studio in Paris on November 16, 2020, showing a syringe and a vaccine…
Esta imagen creativa tomada en un estudio en París el 16 de noviembre de 2020, que muestra una jeringa y un frasco de vacuna con el logo reproducido de una firma de biotecnología estadounidense Moderna.

Habrá más datos disponibles en las próximas semanas, cuando las empresas presenten sus solicitudes a la FDA. Hasta entonces, así es como se comparan las vacunas, según la información limitada presentada en los comunicados de prensa de la empresa.

Eficacia

Las tres vacunas parecen extremadamente efectivas.

La FDA dijo a las empresas que sus productos tendrían que tener una eficacia superior al 50% para obtener la aprobación de emergencia. Los tres superaron con creces esa marca y requirien dos dosis para lograr la máxima eficacia.

Pfizer y Moderna informaron sobre una eficacia del 95% en sus ensayos clínicos.

La vacuna AstraZeneca tuvo hasta un 90% de efectividad, aunque un régimen de dosificación fue menos efectivo y alcanzó solo el 62%.

Sin embargo, las compañías aún no han publicado todos los datos sobre la efectividad de la vacuna en diferentes edades o grupos étnicos, señala Schaffner, o para personas con diferentes afecciones médicas. Los estudios pueden ser demasiado reducidos para responder a esas preguntas por completo.

«La pregunta es, ¿eficaz en quién?», dijo Paul Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital de Niños de Filadelfia.

Aún no se han hecho estudios en niños o mujeres embarazadas, anotó Schaffner.

Los estudios tampoco determinan cuánto durará la protección.

Y no dirán si la vacuna previene la infección o simplemente reduce la cantidad de virus lo suficiente como para evitar que una persona se enferme.

Si las personas vacunadas aún pueden portar y propagar el virus, «todavía hay que mantener el uso de mascarillas y el distanciamiento social, etcétera», dijo Schaffner, «lo que hará que mucha gente se ponga de mal humor».

La seguridad

Las empresas de vacunas no han informado de problemas importantes de seguridad.

Para las vacunas de Pfizer y Moderna, los efectos secundarios más comunes fueron dolor en los brazos que duraron más de un día, fiebre y fatiga.

«No son en absoluto lo que llamamos serios, pero son notables», dijo Schaffner. «Eso es mucho más de lo que ocurre con la vacuna contra la influenza».

AstraZeneca dijo que no se han identificado problemas de seguridad graves, pero no ha dado a conocer detalles.

La empresa pausó el ensayo dos veces porque dos participantes del estudio desarrollaron problemas neurológicos graves.

La junta de seguridad del estudio dijo que fueron una coincidencia y no por la vacuna, pero los expertos externos aún no han visto los datos.

«Le gustaría ver toda esa información, y no tenemos esa información», dijo Offit.

Disponibilidad

AstraZeneca puede tener la mayoría de las dosis disponibles pronto.

El presidente ejecutivo, Pascal Soriot, no especificó las cifras exactas, pero dijo que la compañía tendrá «cientos de millones de dosis aprobadas». La empresa tiene acuerdos para producir 1.700 millones de dosis en todo el mundo, incluido un acuerdo con el Serum Institute of India para producir 1.000 millones de dosis principalmente para países de ingresos bajos y medios.

Pfizer dice que producirá 50 millones de dosis en todo el mundo a finales de este año y hasta 1.300 millones de dosis el próximo año.

Moderna tiene como objetivo enviar 20 millones de dosis en Estados Unidos este año y de 500 millones a mil millones de dosis a nivel mundial en 2021.

Las tres empresas han dado el paso extremadamente inusual de ampliar la fabricación antes de que se publicaran los resultados de sus ensayos clínicos. Eso significa que las dosis pueden comenzar a distribuirse tan pronto como los reguladores den luz verde.

Moderna y AstraZeneca lo hicieron con financiamiento del gobierno. Pfizer tenía garantías de compra del gobierno.

FILE PHOTO: Vials and medical syringe are seen in front of AstraZeneca logo in this illustration
En esta ilustración, se ven viales y jeringas médicas frente al logotipo de AstraZeneca. [Foto: Archivo]

Distribución

La vacuna de AstraZeneca es la más fácil de enviar y almacenar. Dura al menos 6 meses en el frigorífico.

Las vacunas de Moderna y Pfizer deben congelarse para su almacenamiento a largo plazo. Moderna dura al menos un mes en el refrigerador. Pfizer necesita congeladores ultrafríos especiales que normalmente no están disponibles fuera de los centros médicos académicos y que duran hasta cinco días en el refrigerador.

Costos

El de AstraZeneca es el más barato.

La compañía se ha comprometido a no obtener ganancias con la vacuna durante la pandemia. Se espera que las vacunas cuesten menos de 5 dólares cada una, en comparación con alrededor de 20 a 40 dólares para las otras vacunas, según informes de noticias.

Dado que los gobiernos serán los principales compradores, el costo será un factor principalmente en los países de ingresos bajos y medios, y con los grupos sin fines de lucro y público-privados que comprarán y distribuirán las vacunas.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here