BOGOTÁ – Hoy se cumple el día número 17 de protestas en Colombia y las manifestaciones no cesan. Aunque las causas son múltiples, estas se han agudizado con el pasar de los días, gracias, en parte, a los efectos económicos de la pandemia que ha sumido al país en una de sus peores crisis económicas, sociales y políticas.

La Voz de América le explica cuáles los las circunstancias que la pandemia ha dejado en la población colombiana y que han incluido para que salgan a las calles.

Número 1

¿Cómo está el país en materia económica, en medio de la pandemia?

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el PIB de Colombia cayó un 6,8% en 2020. Los confinamientos y las restricciones de movilidad, medidas instauradas por el Gobierno colombiano para evitar la propagación del COVID-19, sin duda han afectado la actividad y al crecimiento económico del país.

Esta caída del PIB es aún más grande que la de 1999, cuando el país entró en una de sus mayores crisis. En diciembre del año pasado, la economía cayó un 2,5%.

La deuda subió de un 52% a un 65% del PIB, debido al gasto fiscal para atender la emergencias y la baja de recursos fiscales. En este sentido, el déficit fiscal pasó de un 2,5% a un 7,8% del PIB.

El DANE también reportó, en su informe mensual sobre el mercado laboral, que Colombia incrementó la tasa de desempleo, llegando al 17,3% en el total, subiendo 4,3 puntos respecto a enero (13%) de 2020.

En cuanto a la cifra de pobreza, el departamento halló que 3,6 millones de personas ingresaron a la condición de pobreza y 2,78 millones a la condición de pobreza extrema el año pasado. Es decir, más de 21,02 millones de personas, un 42,5%, subsisten con menos de 331.688 pesos mensuales (88 dólares) y, en comparación con la cifra de 2019 (35,7%), la población en condición de pobreza aumentó 6,8 puntos porcentuales.

Número 2

¿Por qué la situación económica ha influido en las protestas?

Representantes del Comité Nacional del Paro han presentado una pliego de peticiones que, además, de incluir el derecho a protestar pacíficamente sin agresiones por parte de la fuerza pública, incluyen el retiro de un proyecto de reforma de salud, la garantía de una renta básica de por lo menos un salario mínimo mensual, matrícula educativa gratuita, subsidios a las pequeñas empresas, entre otras.

Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia y miembro del Comité del Paro Nacional, dijo la semana pasada, en entrevista con la Voz de América que “es necesario que exista una renta básica para que las familias puedan aumentar su consumo… El desempleo creció… las empresas dejaron de producir. Y al dejar de producir, se emplearon o echó a los trabajadores”.

“Lo que pasó acá fue que las empresas pequeñas y medianas empresas que emplean hasta el 80% del empleo formal de Colombia tuvieron que cerrar…  y fueron las más golpeadas por la crisis de la pandemia y, dado que el subsidio a la nómina se aprobó de forma tan tardía, esas empresas tuvieron que cerrar producción y, por ende, despedir a sus trabajadores”, agregó.

Por eso, añade la joven, el Comité cree necesario que haya subsidios a la nómina a tiempo y que cubran apenas cerca del 30 por ciento de lo que vale un trabajador.

Algunos de los manifestantes han propuesto que la financiación del pliego se dé a partir de préstamos al Banco de La República, la renegociación de la deuda externa y la utilización de reservas internacionales.

Número 3

¿Qué dice el Gobierno?

El Gobierno colombiano había enviado el proyecto de reforma tributaria el Congreso para aumentar la recaudación fiscal, tras un año de pandemia con graves efectos económicos.

Sin embargo, la reforma fue finalmente retirada, tras las peticiones de la gente en las calles.

Tras la renuncia del líder del proyecto, el exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, el nuevo jefe de la cartera, José Manuel Restrepo, busca generar consenso.

Ha señalado a medios locales que presentará un plan para recaudar 14 billones de pesos (3.700 millones de dólares) en ingresos, pero que no implicarán un incremento de  impuestos generalizados sobre bienes y servicios públicos.

El presidente Iván Duque, por su parte, anunció el miércoles gratuidad en la matrícula del segundo semestre de 2021 para todos los estudiantes de los estratos 1, 2 y 3 (Jerarquías económicas más bajas) de las universidades e institutos técnicos de carácter público en el país.

Por otro lado, el Gobierno ha llevado a cabo algunos programas sociales, en medio de la pandemia, para atender a colombianos en condición de vulnerabilidad: el primero, denominado Ingreso Solidario, consiste en beneficiar a 2,6 millones de hogares en situación de pobreza y vulnerabilidad, a través de una transferencia monetaria de 160.000 pesos mensuales (unos 40 dólares). El segundo es la Devolución del impuesto del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o del impuesto sobre el valor agregado.

El Alto Comisionado de para la Paz, Miguel Ceballos dijo esta semana que está dispuesto de establecer una mesa de negociación permanente con los dirigentes del paro, tras un primer encuentro que terminó el lunes sin acuerdos.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here