El envío por parte de China de una respuesta escrita al pedido de Estados Unidos para que aplique reformas comerciales amplias podría ser un paso para la eventual solución de una disputa que está «incomodando» a los países del sureste asiático.

 

La agencia Reuters reportó citando a tres fuentes gubernamentales estadounidenses sobre la misiva de las autoridades chinas. Detalles sobre el contenido no fueron inmediatamente revelados y no era claro si la respuesta contenía concesiones que pudieran satisfacer los pedidos de EE.UU.

 

Dos de las fuentes de la industria cercanos al tema dijeron a Reuters que la respuesta era en gran medida una reafirmación de compromisos chinos previos, pero a su vez fue vista como un punto de partida necesario para más negociaciones.

 

Sin embargo, gobiernos de los países asiáticos reunidos esta semana en la cumbre anual de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) se mostraron preocupados por el diferendo comercial entre las dos más grandes economías del mundo.

 

El primer ministro de Singapur y anfitrión de la reunión, Lee Hsien Loong, dijo que lo difícil es tener que elegir de qué lado ponerse.

 

«Es más fácil no tomar partido cuando todos los demás están en el mismo bando. Pero cuando uno es amigo de dos países que están en distintos bandos, a veces es posible tener buenas relaciones con ambos y a veces es incómodo tratar de mantener buenas relaciones con ambos”, dijo el líder de Singapur en una conferencia de prensa.

 

Lee dijo que los países cuyas economías e intereses estratégicos están profundamente entrelazados con las dos potencias preferirían no verse obligados a elegir, pero admitió que podría ocurrir.

 

«Pueden surgir circunstancias en las que ASEAN deba elegir a uno u otro. Espero que no suceda próximamente», señaló tras la cumbre a la que asistió el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

 

conflic

 

 

Las disputas comerciales entre Estados Unidos y China en torno a la política tecnológica de Beijing y problemas de acceso recíproco a los mercados han acrecentado las tensiones en la región.

 

Ambos países han impuesto aranceles sobre sus productos por valor de miles de millones de dólares, y no se ve claramente la solución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here