Varios miles de migrantes centroamericanos rechazaron la oferta de México, que les proponía beneficios a cambio de solicitar el estatus de refugiado y quedarse en los dos estados más meridionales del país.

 

El grupo prometió que antes del amanecer del sábado continuaría su larga marcha hacia la frontera con Estados Unidos.

 

México ofreció el viernes documentos de identificación y empleos temporales a los migrantes que se registran para el asilo en el país, aumentando los esfuerzos para detener el avance de una caravana centroamericana que ha enfurecido a Washington.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con cerrar la frontera entre Estados Unidos y México y recortar la ayuda a Centroamérica para intentar detener la caravana de varios miles de personas. Los funcionarios de Estados Unidos han dicho que se pueden enviar hasta 1,000 soldados a la frontera sur de los Estados Unidos para evitar que los migrantes crucen.

 

Haciendo referencia a la caravana, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, informó que los migrantes que desean obtener documentos de identificación temporales, trabajos o educación para sus hijos pueden hacerlo inscribiéndose para el asilo en el sur de México.

 

«Este plan -denominado ‘Estás en tu casa’- es solo para aquellos que cumplen con las leyes mexicanas, y es un primer paso hacia una solución permanente para aquellos a quienes se les otorga el estatus de refugiado en México», indicó Peña Nieto en una video grabado previamente en la tarde del viernes.

 

Para calificar al plan, los migrantes tenían que estar en los estados sureños de Chiapas y Oaxaca: «El plan aplicará en los estados de Chiapas y Oaxaca para aquellos que hayan solicitado su ingreso o refugio con el Instituto Nacional de Migración. México quiere proteger y apoyar a los migrantes. Para hacerlo, es necesario que regularicen su estancia en el país y cumplan con nuestras leyes».

 

El trabajo temporal en los estados se extendería para beneficiar también a los mexicanos, dijo Peña Nieto, quien deja el cargo el 30 de noviembre.

 

Los migrantes rechazaron una propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para solicitar el estatus de refugiado en el país y obtener beneficios.

 

Los coordinadores de la caravana leyeron en voz alta el plan del presidente llamado «Estás en casa». Los migrantes gritaron «¡Gracias!» pero «No, nos dirigimos al norte!»

 

Migrantes-Honduras_03

 

El activista Irineo Mujica del grupo Pueblo sin Fronteras apoya a los migrantes en la caravana. Le dijo al grupo que el 80 por ciento de los que solicitan el estatus de protección serían rechazados y deportados.

 

La caravana ha permitido a Trump hacer campaña contra la inmigración ilegal antes de las elecciones parlamentarias del 6 de noviembre, en las que los republicanos están luchando para mantener el control del Congreso.

 

El gobierno de México ha dicho que más de 1,700 personas en el convoy se han registrado para el asilo, mientras que otras han regresado a sus hogares. Las estimaciones sobre el tamaño del grupo varían.

 

Las autoridades mexicanas están tomando medidas enérgicas contra los grupos más pequeños de inmigrantes que intentan alcanzar a la caravana principal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here