Un informe del Instituto de Migración de Guatemala refleja que desde enero a noviembre de este año 50.225 guatemaltecos fueron regresados por aire o tierra al país desde México y Estados Unidos.

De ellos, 14.933 llegaron desde Estados Unidos y el flujo fue mayor de septiembre a noviembre, con el 78% de las deportaciones.

Para afrontar este reto, las autoridades migratorias tratan de atender de forma integral a los migrantes.

“Esas instalaciones están con todas las instituciones, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Relaciones Exteriores, CONAMIGUA, ACNUR, OIM, y el Ministerio de Salud, donde estamos vacunando”, dijo Stuard Rodríguez, director del Instituto de Migración.

A pesar de los esfuerzos interinstitucionales para atacar las causas de la migración irregular en los propios países de origen, de los guatemaltecos que han sido deportados un porcentaje significativo afirma que intentará nuevamente cumplir su sueño.

“Busco un sueño, seguir adelante, no pienso rendirme y soy inmigrante”, dijo un guatemalteco llamado José.

Expertos en migración advierten que si las condiciones de los países de origen no cambian, la cantidad de migrantes irregulares que buscan llegar a Estados Unidos, se incrementará aún más en 2022.

Según la experta en migración Rosario Martínez, “mientras no cambien las condiciones estructurales de los países para desarrollar empleos, generar fuentes de ingresos, el flujo va a seguir incrementando”.

Se espera que después del descanso de Navidad, las deportaciones a Guatemala se reanudarán el lunes 27 de diciembre.

[Nota basado en informe de Ligia Toledo, VOA]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here