LA CASA BLANCA – El presidente Joe Biden planea cumplir con su fecha límite del 31 de agosto para que las tropas estadounidenses abandonen Afganistán, dijo el martes un funcionario de la administración.

Biden y otros líderes del G-7 se reunieron virtualmente el martes para discutir la situación en Afganistán, y varios presionaron para que mantuviera a las tropas estadounidenses en el país más allá de la fecha límite de la próxima semana para facilitar el esfuerzo de evacuación en curso.

Los talibanes han rechazado cualquier prórroga del plazo.

“Pediré a nuestros amigos y aliados que apoyen al pueblo afgano y aumenten el apoyo a los refugiados y la ayuda humanitaria”, dijo el primer ministro británico, Boris Johnson, antes de la reunión virtual.

Con una semana para la fecha límite de Biden, decenas de miles de ciudadanos occidentales y afganos que apoyaron los esfuerzos de Estados Unidos se han dirigido hacia el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai con la esperanza de atravesar las puertas y llegar a la seguridad de los vuelos salientes.

La Casa Blanca dijo la madrugada del martes que en las últimas 24 horas, otras 21.600 personas han sido evacuadas, pero miles más permanecen en Afganistán que quieren irse.

Muchos afganos han dicho que ha sido difícil, si no imposible, pasar los puestos de control de los talibanes que bordean el perímetro del aeropuerto. Los funcionarios talibanes parecen no estar dispuestos a dar mucho margen de maniobra a Estados Unidos, calificando la próxima fecha límite como una “línea roja”.

“Estamos en conversaciones con los talibanes a diario a través de canales políticos y de seguridad” sobre “todos los aspectos de lo que está sucediendo en Kabul en este momento”, dijo a los periodistas el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan el lunes en la Casa Blanca.

El director de la Agencia Central de Inteligencia, William Burns, estuvo en Kabul el lunes para reunirse con el principal líder político de los talibanes, Abdul Ghani Baradar, dijeron funcionarios estadounidenses.

Biden está “tomando esto día a día y tomará sus decisiones sobre la marcha”, dijo Sullivan, defendiendo el manejo de la Casa Blanca de la retirada, que ha visto cómo la mayoría de las fuerzas de seguridad afganas respaldadas por Estados Unidos se desvanecen mientras los talibanes reclaman el control del país.

“Tenemos un desempeño superior en términos de números de evacuación”, dijo Sullivan.

Pero legisladores estadounidenses, republicanos y demócratas por igual, exfuncionarios militares y algunos aliados estadounidenses han criticado la retirada caótica desde que las fuerzas talibanes entraron en la capital afgana el 15 de agosto.

“La situación en Afganistán está empeorando día a día”, dijo el lunes el senador republicano Mike Rounds.  “La administración Biden debe hacer de la evacuación segura de los estadounidenses que todavía están atrapados en Afganistán su máxima prioridad”.

Pero después de un lento comienzo de la evacuación, los esfuerzos para sacar a la gente del país se han acelerado. Algunos oficiales militares expresaron el lunes su optimismo de que podrán mantener el ritmo acelerado de las evacuaciones. “Les aseguro que no descansaremos hasta que se complete la misión, y hayamos evacuado a los estadounidenses que buscan ser evacuados y a tantos socios afganos como sea humanamente posible”, dijo a los reporteros del Pentágono el general Stephen Lyons, comandante del Comando de Transporte de Estados Unidos.

“Claramente estamos enfocados con láser en despejar el aeropuerto internacional de Kabul de todos los evacuados que puedan moverse”, dijo. “Para mí, como todos nuestros veteranos que sirvieron en Afganistán, esta misión es muy personal”.

En una sesión informativa separada más temprano en el día, el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo a pesar del aumento en las cifras de evacuación: “No damos nada por sentado”.

“Hay muchos factores que intervienen para poder alcanzar esa capacidad de producción, para incluir refugios seguros temporales a los que puede llevar a estas personas mientras completan su evaluación”, dijo. Señaló que el objetivo ha sido evacuar entre 5.000 y 9.000 personas al día.

Sin embargo, un número creciente de funcionarios estadounidenses ha comenzado a advertir, que a pesar del aumento del flujo de evacuados fuera de Afganistán, se necesitará más tiempo.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here