El presidente Joe Biden usará un discurso en Georgia para respaldar el cambio de las reglas obstruccionistas del Senado que han estancado la legislación sobre el derecho al voto, diciendo que es hora de elegir “democracia sobre autocracia”. Pero algunos grupos de derechos civiles no estarán allí, en protesta por lo que dicen es la falta de acción de la administración.

El martes, Biden rendirá homenaje a las batallas por los derechos civiles del pasado: visitará la Iglesia Bautista Ebenezer de Atlanta, donde el difunto reverendo Martin Luther King Jr. una vez pronunció su discurso desde el púlpito, y colocará una ofrenda floral en la cripta de King y su esposa, Coretta Scott King, antes de pasar al desafío de hoy.

Con el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, estableciendo el Día de Martin Luther King Jr. como fecha límite para aprobar la legislación electoral o considerar revisar las reglas, se espera que Biden evoque los recuerdos de los disturbios en el Capitolio de EE. UU. hace un año alineándose más enérgicamente con el esfuerzo.

Biden planea decirle a su audiencia: “Los próximos días, cuando estos proyectos de ley lleguen a votación, marcarán un punto de inflexión en esta nación”.

“¿Elegiremos la democracia sobre la autocracia, la luz sobre la sombra, la justicia sobre la injusticia? Sé dónde estoy parado, no me rendiré. No me inmutaré”, dirá, según comentarios preparados. “Defenderé su derecho al voto y nuestra democracia contra todos los enemigos extranjeros y nacionales. Entonces, la pregunta es ¿dónde se ubicará la institución del Senado de los Estados Unidos?

Un funcionario de la Casa Blanca, que anticipó el discurso bajo condición de anonimato, dijo que Biden expresaría su apoyo para cambiar las reglas obstruccionistas del Senado para garantizar que se defienda el derecho al voto, una estrategia que los demócratas han estado esperando que el presidente adopte.

Algunos defensores del derecho al voto planearon boicotear el discurso y, en cambio, pasar el día trabajando. La candidata demócrata a gobernadora Stacey Abrams, conocida por su incansable trabajo por el derecho al voto, también se saltó el evento. Los asistentes dijeron que Abrams tenía un conflicto, pero no dieron más explicaciones.

“Estamos más allá de los discursos. En este momento, lo que necesitamos, lo que exigimos, es una legislación federal”, dijo LaTosha Brown, cofundadora de Black Votes Matter. Y no puede suceder lo suficientemente pronto, dijo.

[Con información de The Associated Press]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here