El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, entregará el registro de visitantes a la Casa Blanca durante la presidencia de Donald Trump a la comisión legislativa que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Los documentos son registros que revelan información sobre las personas a las que se autorizó la entrada a la Casa Blanca el día de la insurrección.

La comisión legislativa ha pedido una serie de documentos a los Archivos Nacionales y la Administración de Documentos de Estados Unidos, entre ellos algunos que Trump quiso mantener confidenciales.

La abogada de la Casa Blanca, Dana Remus, explicó en una carta enviada el lunes a los Archivos Nacionales que Biden estudió el argumento de Trump de considerar confidenciales los documentos porque él era el presidente el día de la insurrección, pero decidió que eso “no convenía a los intereses de Estados Unidos”.

Según la Ley de Archivos Presidenciales, los documentos creados por un presidente y su personal deben conservarse en los Archivos Nacionales y el presidente que finaliza su mandato es responsable de que los documentos lleguen al archivo.

Trump intentó sin éxito impedir que documentos de la Casa Blanca llegaran a la comisión, en una disputa que fue resuelta finalmente por la Corte Suprema de Estados Unidos.

[Con información de AP]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here