Los combates entre Hamás e Israel se reanudaron en Gaza, dijeron este viernes las Fuerzas de Defensa de Israel, que alegaron que Hamás violó la tregua temporal y lanzó un ataque con cohetes contra Israel.

Las FDI dijeron en la plataforma de redes sociales X que habían «interceptado con éxito» el lanzamiento del cohete desde Gaza.

Hamás no se atribuyó de inmediato la responsabilidad por el ataque con cohetes.

Aviones israelíes impactaron blancos en Gaza minutos después de expirar la tregua. Un humo negro se elevó del territorio, mientras Israel lanzó volantes sobre partes del sur de la Franja de Gaza que exhortaban a las personas que abandonaran sus casas, lo que sugería que planeaba ampliar la ofensiva.

En Israel, las sirenas de alarma de cohetes se dispararon en algunas granjas comunales cerca de Gaza, en una señal de que Hamás también reanudó sus ataques, pero no hubo reportes de impactos o daños.

El regreso a los combates tiene lugar después de una tregua de siete días que permitió el intercambio de rehenes israelíes del ataque de Hamás del 7 de octubre a Israel por prisioneros palestinos.

El jueves, Hamás liberó a ocho rehenes israelíes en Gaza bajo una extensión de la tregua, y poco tiempo después Israel liberó a 30 prisioneros palestinos mientras los negociadores intentaban extender nuevamente la pausa en los combates.

Dos mujeres fueron liberadas por la tarde y seis más poco antes de la medianoche. Fue el séptimo grupo de rehenes liberados bajo el acuerdo de tregua temporal entre Hamás e Israel.

Inicialmente, Israel exigió al grupo militante que liberara al menos 10 rehenes diarios para que continuara la tregua, pero un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar dijo que no se liberarían más rehenes el jueves. Qatar ayudó a negociar la tregua.

El portavoz de Qatar dijo que Israel aceptó a los ocho rehenes porque Hamás liberó el miércoles a dos rehenes más, que eran mujeres ruso-israelíes.

Hamás había indicado que podía liberar a dos ciudadanos ruso-israelíes más, pero finalmente no lo hizo. También había dicho anteriormente que liberaría los cuerpos de tres rehenes israelíes el jueves, pero no está claro si eso ocurrió.

A su vez, Israel liberó a 30 palestinos de prisiones en Israel.

Hasta la fecha, Hamás ha liberado a 105 rehenes e Israel ha liberado a 240 prisioneros palestinos. Hamás ha sido designada organización terrorista por Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Europea y otros.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se reunió el jueves con el presidente israelí, Isaac Herzog, en Tel Aviv. Al comienzo de la reunión, Blinken le dijo a Herzog que Estados Unidos creía que la tregua estaba dando resultados y debería continuar.

«Hemos visto durante la última semana la evolución muy positiva de los rehenes que regresan a casa y se reúnen con sus familias, y eso debería continuar hoy», dijo Blinken. «También ha permitido un aumento significativo de la asistencia humanitaria destinada a civiles inocentes en Gaza, que la necesitan desesperadamente».

Blinken finalizará su viaje al Oriente Medio con una visita este viernes a los Emiratos Árabes Unidos, donde se espera que hable sobre Gaza con los líderes del mundo árabe que asisten a la Conferencia de la ONU sobre el Clima en Dubái.

En su declaración, Herzog dijo que un ataque llevado a cabo por dos hombres armados palestinos el jueves por la mañana en Jerusalén que mató al menos a cuatro personas e hirió a varias más fue un ejemplo de «la guerra interminable» que Israel está «luchando contra las organizaciones terroristas, especialmente Hamás, en estos tiempos tan complicados y desafiantes.»

El Ministro de Seguridad Nacional de extrema derecha, Itamar Ben-Gvir, dijo en el lugar del ataque: «Este evento demuestra una vez más que no debemos mostrar debilidad, que debemos hablar con Hamás sólo a través de miras (de los fusiles), sólo a través de la guerra».

Hamás dijo que los atacantes, ambos muertos por las autoridades israelíes, eran sus miembros, actuando «como una respuesta natural a crímenes sin precedentes cometidos por la ocupación», pero no afirmó explícitamente haber dirigido el ataque.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, también se reunió con Blinken y dijo que le dijo que los atacantes del jueves representaban «el mismo Hamás que cometió la terrible matanza del 7 de octubre, y el mismo Hamás que está tratando de asesinarnos en todas partes».

«Le dije: ‘Hemos jurado, yo he jurado, eliminar a Hamás. Nada nos detendrá'», dijo Netanyahu. «Continuaremos esta guerra hasta que logremos los tres objetivos: liberar a todos nuestros rehenes, eliminar completamente a Hamás y garantizar que ninguna amenaza como esta vuelva a surgir de Gaza.

Netanyahu ordenó sellar y demoler las casas de los dos pistoleros palestinos.

En una conferencia de prensa el jueves por la noche, Blinken dijo: «Hamás no puede seguir teniendo el control de Gaza. No puede conservar la capacidad de repetir esa carnicería… Hamás se atribuyó la responsabilidad de ese ataque. Calificó a sus atacantes de heroicos».

En sus conversaciones con Netanyahu, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que Blinken reafirmó el apoyo de Estados Unidos al derecho de Israel a defenderse de los ataques de Hamás, pero «insta a Israel a tomar todas las medidas posibles para evitar daños a los civiles».

Blinken se reunió más tarde con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en Ramallah, y el Departamento de Estado dijo que discutieron la «necesidad urgente de medidas para mejorar la seguridad y la libertad de los palestinos en Cisjordania».

[Con información de AP, AFP y Reuters]

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here