Las fuerzas rusas mantenían este viernes su asalto a varias ciudades ucranianas, con nuevos ataques con misiles y bombardeos sobre la capital, Kiev, y las afueras de la ciudad occidental de Leópolis, mientras los líderes mundiales pedían una investigación sobre los repetidos ataques del Kremlin contra objetivos civiles, como escuelas, hospitales y zonas residenciales.

Los misiles que cayeron de madrugada en las afueras de Leópolis fueron el ataque que más se ha acercado, hasta la fecha, al centro de la ciudad, que se ha convertido en un cruce de caminos entre quienes huyen de otras partes del país y los que entran a suelo ucraniano para repartir ayuda o combatir.

El humo negro persistía horas después de las explosiones, que alcanzaron unas instalaciones de reparación de aviones militares cerca del aeropuerto internacional de la ciudad, a apenas seis kilómetros del centro. Una persona resultó herida, dijo el jefe del gobierno de la región, Maksym Kozytskyy.

Según los testigos, una rápida sucesión de explosiones remeció los edificios próximos alrededor de las 06:00 de la mañana. Los seis misiles se dispararon desde el mar Negro, pero dos de ellos fueron derribados, explicó el mando occidental de la fuerza aérea. El incidente causó daños en un centro de reparación de autobuses, apuntó el alcalde de la ciudad, Andriy Sadovyi.

Una fábrica arde cerca del aeropuerto de Leópolis, en el oeste de Ucrania, después de un ataque de misiles rusos el 18 de marzo de 2022.
Una fábrica arde cerca del aeropuerto de Leópolis, en el oeste de Ucrania, después de un ataque de misiles rusos el 18 de marzo de 2022.

No muy lejos de la frontera con Polonia y muy por detrás de las líneas del frente, Leópolis y sus alrededores no han sido ajenos a los ataques de Rusia. El peor de ellos mató a cerca de tres docenas de personas en un centro de entrenamiento cerca de la ciudad. Mientras, su población ha aumentado en unas 200.000 personas debido a la llegada de gente de otras zonas en busca de refugio.

La ofensiva matinal rusa golpeó también un edificio residencial en el vecindario de Podil, en Kiev, donde mató al menos a una persona, de acuerdo con los servicios de emergencia, que apuntaron que otras 98 personas fueron evacuadas del inmueble. El alcalde de la capital, Vitali Klitschko, reportó que otras 19 personas resultaron heridas.

Dos personas más murieron en ataques a edificios residenciales y administrativos en Kramatorsk, una ciudad del este, según el gobernador de la región, Pavlo Kyrylenko.

En una ciudad tras otra, los hospitales, escuelas y edificios donde la población trata de ponerse a salvo de los bombardeos han sido atacados. Los socorristas buscaban sobrevivientes entre las ruinas de un teatro que servía de refugio a cientos de personas cuando fue arrasado por la aviación rusa en la asediada ciudad de Mariúpol, en el sur del país, el miércoles.

En Járkov, un enorme incendio arrasó un mercado local tras un bombardeo el jueves. Un bombero murió y otro resultó herido en otro ataque mientras el personal de emergencias combatía las llamas, contaron las autoridades.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here