Un astronauta de la NASA regresó a la Tierra el miércoles en una cápsula rusa tras pasar 355 días en la Estación Espacial Internacional, un récord para Estados Unidos. La tripulación, compuesta además por dos cosmonautas rusos, aterrizó en un mundo dividido por la guerra.

Mark Vande Hei llegó a Kazajistán a bordo de una nave Soyuz junto a Anton Shkaplerov y Pyotr Dubrov, de la Agencia Espacial Rusa, que también pasaron el último año en el espacio.

A pesar de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia por la guerra de Vladimir Putin con Ucrania, el regreso de Vande Hei siguió el protocolo habitual. Un pequeño equipo de doctores y otros empleados de la NASA estuvieron presentes en el aterrizaje y tenían previsto regresar de inmediato a Houston con el astronauta, de 55 años.

Antes incluso del inicio de la invasión rusa a Ucrania el 24 de febrero, Vande Hei señaló que evitaba abordar el asuntos con sus dos compañeros rusos. A pesar de llevarse “fantásticamente (…) no estoy seguro de querer entrar realmente en eso”, afirmó.

Este fue el primer contacto con la gravedad para Vande Hei y Dubrov desde que partieron al espacio a bordo de una soyuz el 9 de abril del año pasado. Shkaplerov llegó al laboratorio orbital en octubre acompañando a un equipo de grabación ruso para una corta estancia. Para poder acomodar esa visita, Vande Hei y Dubrov doblaron la duración de su estadía.

Antes de abandonar la Estación, Shkaplerov abrazó a sus compañeros refiriéndose a ellos como “mis hermanos y mi hermana del espacio».

“La gente tiene problemas en la Tierra. En órbita… somos una sola tripulación”, afirmó Shkaplerov durante una emisión en vivo de NASA TV el martes. El puesto orbital es un símbolo de “amistad y cooperación y (del) futuro de la exploración espacial”, añadió.

Las tensiones bélicas alcanzaron al ámbito espacial: se suspendió el lanzamiento de satélites europeos con cohetes rusos y el vehículo de exploración europeo-ruso que viajará a Marte se quedará en la Tierra dos años más.

Vande Hei superó el anterior récord de la NASA de vuelo espacial individual más largo en 15 días. Dubrov entró entre los cinco primeros en Rusia, bastante por detrás del récord mundial, fijado en de 437 días y 17 horas por un cosmonauta y médico a bordo de la estación espacial MIR en la década de 1990.

En el puesto orbital siguen tres cosmonautas rusos que llegaron hace dos semanas y tres astronautas estadounidenses y un alemán, que llevan a bordo desde noviembre.

Sus reemplazos llegarán en tres semanas a bordo de una nave de SpaceX. La próxima semana, SpaceX llevará a tres empresarios ricos y a un exastronauta que les servirá de acompañante para una visita de una semana organizada por al empresa privada Axiom Space.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here