Una controversia sobre la eficacia de la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra COVID-19 tomó prominencia este lunes cuando Alemania suspendió temporalmente su aplicación, a pesar de que el fabricante reafirmó el fin de semana su seguridad.

AstraZeneca dijo el domingo que una revisión de sus datos no encontró evidencias de que la vacuna cause coágulos sanguíneos, como reportaron la semana pasada algunas personas en Dinamarca y Noruega.

La revisión comprendió a más de 17 millones de personas que recibieron la vacuna en Gran Bretaña y la Unión Europea.

Además de Dinamarca y Noruega, Austria, Holanda e Irlanda se unieron a la suspensión de las inmunizaciones. Alemania informó este lunes que su decisión fue después de una recomendación del Instituto Paul Ehrlich, la principal autoridad del país para vacunas.

«La decisión de hoy es puramente preventiva”, dijo el ministro de Salud, Jens Spahn. “Es puramente una decisión técnica (…) y por eso estoy siguiendo la recomendación del Instituto Paul Ehrlich”, aunque admitió que los casos de coágulos reportados son muy raros.

La Agencia de Medicinas Europea y la Organización Mundial de la Salud dijeron que no hay indicios de que los casos de coágulos fueran causados por la vacuna.

Por otra parte, el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., informó este lunes que los especialistas independientes de la agencia reguladora estadounidense, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) están revisando los resultados de las pruebas de AstraZeneca para determinar su efectividad.

Preguntado sobre los problemas reportados en Europa, Collins dijo que él personalmente no había revisado los datos, pero estaba muy alentado por las declaraciones de los reguladores europeos de que los casos de coágulos no estuvieron relacionados con la vacuna.

Si los datos son confiables, la FDA podría completar su revisión y emitir un uso de emergencia de la vacuna para finales de mes, agregó.

Estados Unidos ya tiene aprobadas tres vacunas contra COVID-19, Pfizer-Biotech, Moderna y Johnson & Johnson. La dosis de AstraZeneca reforzaría el potencial de las autoridades de salud para vacunar a muchos más personas en el país.

Reacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here