En febrero se duplicaron los migrantes colombianos que pretendieron entrar irregularmente a Estados Unidos a través de la frontera con México. Las autoridades estadounidenses los están devolviendo, haciendo uso del título 42, el cual permite negar el ingreso de migrantes argumentando razones sanitarias.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos reportó 10.052 encuentros con ciudadanos colombianos en febrero, es decir, un poco más del doble de los registrados en el mes de enero, 4333 encuentros. Los migrantes fueron sorprendidos cruzando la frontera o simplemente se entregaron a la patrulla para pedir asilo.

Al puerto fronterizo de San Isidro en Tijuana, ubicado en la frontera de México con Estados Unidos, llegó Walter Mendoza, quien viajó en avión desde Bogotá a México para pedir asilo en la frontera “solamente esperamos un milagro de Dios, que nos den la oportunidad de poder entrar, legalmente”, dijo a la Voz de América.

Después de los migrantes de México, Guatemala, Honduras, Cuba y Nicaragua, los colombianos ocuparon el sexto lugar en encuentros con la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Los actuales niveles de migración de colombianos a Estados Unidos no se reportaban desde hace 10 años. Por esta razón, Adam Isacson, investigador de la organización WOLA, cree que Estados Unidos tomará acciones. “Es bastante probable que Estados Unidos presione a México a requerir la visa para los colombianos que llegan a su país”.

Cuando México les impuso visa a los venezolanos, los encuentros de la patrulla fronteriza con migrantes de ese país se redujeron de un promedio de 20.000 mensuales, a cerca de 3.000 en febrero. Pero justo en ese mismo mes, se fortaleció la ola de colombianos intentando cruzar la frontera.

“Muchas de esas olas son el patrón de las redes de tráfico de migrantes. Alguien está cobrando a los colombianos algo para llevarlos a la frontera y mientras no haya requisito de visa de México, es más fácil hacerlo. Otro indicador de que hay una red de tráfico de migrantes o polleros, involucrados en esto es que casi el 90 % de los colombianos están llegando a dos zonas, en Yuma, Arizona y en del Rio, Texas”, dijo Adam Isacson quien sigue de cerca los fenómenos migratorios de la región.

En agosto de 2021 hubo un pico de migrantes ecuatorianos, cerca de 17.000 encuentros con la patrulla fronteriza. De inmediato México les impuso visa y se frenó la llegada de ecuatorianos. Luego, el mismo fenómeno tomó fuerza entre los brasileños con un promedio de 10 mil migrantes al mes hasta que México implementó el requisito de visa a finales de 2021. El efecto, se redujo el flujo de brasileños a 1.588 encuentros con la patrulla fronteriza en febrero.

La implementación de visa de México a venezolanos, brasileños, ecuatorianos fue la medida que frenó el flujo de migrantes intentando llegar de manera irregular a Estados Unidos.

Ante la ola de migrantes colombianos, México implementó junto con las autoridades colombianas, un sistema de registro electrónico previo al viaje para verificar que las personas que abordan un avión desde Colombia a México, tengan un plan real de turismo o negocios.

“Las redes de tráficos de migrantes están ofreciendo pasajes. Si usted vuela a Cancún o a la ciudad de México, puede subir a un bus con sus documentos en orden, llegar a la frontera con Estados Unidos y entregarse a las autoridades para pedir asilo en los Estados Unidos. Pasar por México es relativamente fácil”, asegura Isacson.

Migración Colombia reportó que desde el mes de marzo han recibido 600 colombianos retornados por las autoridades estadounidenses en seis vuelos.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here