Fanáticos de Tina Turner llegaron el miércoles hasta el museo que lleva su nombre en Brownsville, Tennessee, para presentar sus respetos a la reconocida cantante tras su fallecimiento.

Parada en un museo de Tennessee, cerca de exhibiciones de vestidos resplandecientes usados por Turner, Lisa Lyons se secó las lágrimas de las mejillas al recordar el impacto que la cantante y actriz tuvo en su vida.

“Ella era feroz, fuerte y poderosa, y eso se quedó conmigo”, dijo Lyons. “Como una niña de color que no tenía ese tipo de modelo a seguir en la vida real, se me quedó grabado todos estos años”.

Turner, de 83 años, murió el miércoles tras una larga enfermedad en su casa de Küsnacht, cerca de Zúrich, según informó su manager. Su carrera como cantante ganadora de un Grammy incluye las exitosas canciones «Nutbush City Limits», «Proud Mary», «What’s Love Got To Do With It» y «We Don’t Need Another Hero».

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 27 de febrero de 1985, Tina Turner, izquierda, y Lionel Richie posan con sus premios en la entrega de los premios Grammy en Los Ángeles. Turner ganó Mejor Actuación Vocal Pop Femenina, Grabación del Año y Vocalista Femenina de Rock.
ARCHIVO – En esta foto de archivo del 27 de febrero de 1985, Tina Turner, izquierda, y Lionel Richie posan con sus premios en la entrega de los premios Grammy en Los Ángeles. Turner ganó Mejor Actuación Vocal Pop Femenina, Grabación del Año y Vocalista Femenina de Rock.

Lyons, de 56 años, dijo que se enteró de la muerte de Turner el miércoles y condujo hasta el museo en Brownsville, al oeste de Jackson, donde vive.

El museo abrió sus puertas en 2014 dentro de la renovada escuela Flagg Grove en el West Tennessee Delta Heritage Center en Brownsville, a unos 80 kilómetros al noreste de Memphis. Turner asistió a la escuela en el edificio de una habitación cuando era niña y creció en las cercanías de Nutbush, uno de los pequeños pueblos rurales que salpican las granjas y los campos del oeste de Tennessee.

El edificio estaba en tierras de cultivo propiedad de Benjamin Flagg, quien vio la necesidad de una escuela para los niños negros de la zona y comenzó a construirla en 1889. La escuela es representativa de las escuelas para niños afroamericanos que surgieron en las zonas rurales del sur después de la Guerra civil.

La escuela cerró en la década de 1960 y se utilizó como granero antes de que el edificio en ruinas fuera trasladado en un camión con remolque de Nutbush a Brownsville.

El museo contiene una configuración del aula, incluida la pizarra original y los escritorios de madera utilizados por Turner y sus compañeros de estudios. También contiene fotos de Turner y los vestidos de Armani, Versace y Bob Mackie que Turner usó en el escenario durante las enérgicas actuaciones por las que era conocida.

Sherry Raggett y su esposo, Tom, ya habían planeado visitar el centro como la última parada de un recorrido por el museo que los llevó desde su casa en Collierville, un suburbio de Memphis, a algunos lugares en Kentucky y Nashville, y luego de regreso al oeste de Tennessee.

Sherry Raggett llamó a Turner «una persona maravillosa» y la elogió por «su fuerte influencia en las mujeres y cómo pueden superar tantas cosas».

“Crecí escuchándola, y ella era una artista fantástica”, dijo Tom Raggett. “Me encantó cada minuto viéndola”.

La directora del centro patrimonial, Sonia Outlaw-Clark, dijo que conoció a Turner en 2019 en Nueva York durante la inauguración de «Tina: The Tina Turner Musical».

“Fue un gran honor estar en su presencia, pero también fue una gran sensación de tranquilidad”, dijo Outlaw-Clark. “Aunque era un ícono internacional, una superestrella, todavía sentía que era una chica de ciudad natal. Fue como conocer a un vecino”.

Outlaw-Clark dijo que el centro esperaba honrar a Turner este fin de semana durante su Exit 56 Blues Fest anual y durante otro evento en septiembre que se lleva a cabo en el aniversario de la inauguración del museo.

Redacción: Voz de América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here