Washington sigue de cerca la historica cumbre de Trump-Kim

cumb 1

Washington observa mientras la Casa Blanca se prepara para la histórica cumbre de la próxima semana entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un.

 

El encuentro en Singapur que Trump canceló el mes pasado está ahora nuevamente en marcha, lo que provocó una avalancha de especulaciones sobre lo que sucederá y lo que la cumbre puede producir. A fines de la semana pasada, el presidente Trump se reunió con un enviado de Corea del Norte, recibió una carta de Kim Jong Un y confirmó que la cumbre ha vuelto a la normalidad.

 

Veteranos de negociaciones anteriores con Pyongyang están sopesando la cumbre. Bill Richardson exembajador de EE.UU. ante las Naciones Unidas habló el domingo en el programa This Week de ABC.

 

“El peligro ahora es que esto será una gigantesca sesión fotográfica…No obstante, deberíamos tener la cumbre. Todavía podemos obtener ganancias. ¿Qué es el éxito? Creo que el éxito es una especie de freno al uso de las pruebas nucleares y de misiles, destrucción de armas por parte de Corea del Norte”.

 

La administración Trump está planteando su posición antes de la cumbre. El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, hablo al respecto.

 

“Continuaremos implementando todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Corea del Norte. Corea del Norte recibirá ayuda solo cuando demuestre pasos verificables e irreversibles para la desnuclearización”.

 

trump07-780x445

 

Asegurar que Corea del Norte cumpla con su palabra podría tomar años, según analistas. Sue Mi Terry, exanalista de la CIA habló en This Week de ABC.

 

“No sabemos dónde están todas las armas, cuántas tienen, dónde están escondidas. Tienen miles de túneles ocultos. Por lo tanto, el proceso de verificación va a ser muy, muy difícil de lograr”.