Presidente de EE.UU. determina “crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur”

trump_insistira_por_tv_en_la_construccion_de_muro_fronterizo-622x350

El presidente Donald Trump aseguró que hay “una creciente crisis humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur”, en un anticipado discurso a la nación desde la Oficina Oval el martes por la noche.

 

“Todos los estadounidenses son perjudicados por una migración ilegal descontrolada”, dijo el mandatario, que calificó el problema como “una crisis del corazón y del alma”.

 

Trump señaló que todos los días los agentes fronterizos encuentran a “miles de inmigrantes ilegales que tratan de ingresar al país, y que no hay espacio para retenerlos, y no hay manera de devolverlos inmediatamente a su país”.

 

Señaló que Estados Unidos recibe a “millones de inmigrantes legales que enriquecen nuestra sociedad y contribuyen a nuestra nación”, pero afirmó que la inmigración ilegal desgasta los recursos públicos y contribuye a la reducción de empleos y salarios. Aseguró que entre los más perjudicados están los afroestadounidenses y los hispanos.

 

Reiteró que la frontera sur es una vía directa para el ingreso de extensas cantidades de drogas ilegales, incluidas metanfetaminas, heroína, cocaína y fentanilo. Dijo que cada semana 300 estadounidenses mueren solo por consumo de heroína, 90% de la cual ingresa por la frontera sur. Y destacó que este año morirán más estadounidenses a causa de las drogas que los que murieron durante la Guerra de Vietnam.

 

Trump indicó que su administración ha presentado al Congreso una “propuesta detallada” para asegurar la frontera y detener a las bandas criminales, los traficantes de drogas y los traficantes de personas, lo que calificó como “un problema tremendo”. Afirmó que la propuesta fue desarrollada por “profesionales de la ley y agentes fronterizos del Departamento de Seguridad Nacional”, quienes han solicitado esos recursos para cumplir adecuadamente su misión y mantener seguro al país.

 

El presidente afirmó que los 5.700 millones de dólares que ha pedido para el muro en la frontera fueron solicitados por “los profesionales de la ley” , y que a petición de los demócratas, “será una barrera de acero en lugar de un muro de hormigón”.

 

“Esto es solo sentido común”, indicó, al tiempo que volvió a repetir su afirmación de que el muro se pagaría “muy rápidamente por sí mismo”, comparando la cantidad solicitada con los 500 mil millones de dólares anuales que dijo es el costo de las drogas ilegales. También reiteró que el muro será pagado indirectamente por el nuevo acuerdo comercial firmado con México.

 

Trump aseguró que el cierre del gobierno, este miércoles en su décimo noveno día, “puede solucionarse en 45 minutos, si los legisladores demócratas lo quisieran”.

 

equi

 

En su respuesta al discurso del presidente, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, acusaron al presidente de tergiversar la situación en la frontera, y le instaron a reabrir los departamentos del gobierno cerrados, para que cientos de miles de trabajadores federales puedan cobrar sus salarios.

 

 

Trump afirmó que los fondos son necesarios por razones de seguridad y humanitarias, y dijo que era “inmoral” que los políticos “no hagan nada”.

 

El mandatario utilizó un lenguaje emotivo hacia el final de su exposición, refiriéndose a los estadounidenses que fueron asesinados por personas que estaban en el país de forma ilegal y dijo: “Me he reunido con docenas de familias cuyos seres queridos les fueron arrebatados por la inmigración ilegal. He sostenido las manos de las madres que lloran y abracé a los padres afligidos. Muy triste. Tan terrible”.