Petrolera rusa Lukoil paró operaciones con Venezuela

La casa matriz de Lukoil en Moscú, sep 13 2012. Lukoil, el segundo mayor productor de petróleo de Rusia, quiere vender su participación en un consorcio ruso que desarrolla un enorme proyecto de crudo en Venezuela debido a que no lo considerado prioritario, dijo el miércoles el jefe de la compañía. REUTERS/Sergei Karpukhin

El brazo comercial de la petrolera rusa Lukoil, Litasco, detuvo operaciones de intercambio con Venezuela desde que Estados Unidos impuso sanciones sobre la petrolera estatal del país sudamericano en enero, informó el jueves Vagit Alekperov, presidente ejecutivo de Lukoil.

 

Alekperov dijo también que esperaba que sea solo temporal el acuerdo global sobre recortes a la producción de crudo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores fuera del bloque, entre ellos Rusia.

 

El anuncio llega al tiempo que numerosos clientes europeos de la petrolera estatal de Venezuela PDVSA congelan las compras de crudo ante las crecientes sanciones internacionales. Analistas en Moscú sostienen que todos los clientes rusos de la petrolera venezolana, con excepción de Rosneft, habían comenzado a suspender o liquidar contratos a mediados o finales de 2018.

 

Por su parte, la firma Gazprom Neft de Rusia no ve riesgos importantes para sus operaciones en Venezuela, dijo el presidente ejecutivo, Alexander Dyukov, que agregó que su compañía no ha suministrado ni suministra al país sudamericano productos petroleros necesarios para diluir el crudo de PDVSA.

 

brazo

 

También dijo que Venezuela no se había acercado a Gazprom Neft para solicitar suministro de productos petroleros para PDVSA.

 

La eventual recuperación de activos de Venezuela es uno de los retos esbozados por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, como parte de su plan para sacar al país de la crisis política, económica y social que encara.