peligra la Copa del Rey jugadores convocan huelga tras romper negociaciones con la ACB

abc

La Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y el sindicato de jugadores ABP han roto las negociaciones para la renovación del convenio colectivo después de una reunión de cinco horas en la sede del Consejo Superior de Deportes y habrá huelga de jugadores.

 

El presidente del sindicato, Alfonso Reyes, ha comunicado que “es un derecho constitucional”, y ha pedido que no se “les engañe y se les respete”, y que están siguiendo los dictados de sus asociados.

La Copa del Rey está previsto que se dispute del 15 al 18 de febrero en el Gran Canaria Arena de Las Palmas.

 

“La huelga se plantearía para el día 14. Se hace así para que no haya posibilidad de viaje y con eso estamos siguiendo los dictados de todos los jugadores, no sólo de los españoles, sino de los comunitarios y los extracomunitarios. Hemos sentido su aliento y su fuerza y eso nos da la fuerza para tomar esta dura decisión”, aseguró Alfonso Reyes.

 

“Esto es dar un puñetazo en la mesa, ya está bien de que no se cuente con los jugadores, que se piense que solo están aquí para cumplir los dictados de los clubes, no es así. No solo en ACB, esto es un mensaje para otros organismos que creen que los jugadores no tienen los derechos suficientes para saber que son los principales protagonistas de este espectáculo y que se les tenga en cuenta”, continuó el presidente del sindicato de jugadores.

copa rey

Alfonso Reyes dijo que la firmeza de los jugadores en su decisión es “muy fuerte” y que “la totalidad de los equipos” está de acuerdo y todos les han dado su apoyo.

 

El Fondo Social, principal elemento de discordancia

El presidente del sindicato explicó la importancia para ellos del Fondo Social, la cantidad que la ACB aporta a la ABP para su mantenimiento, cifrada en unos 315.000 euros.

 

“Sin fondo social, no hay sindicato. No somos el único sindicato que tiene esta figura. AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), que es modélica, también lo tiene. Y no es una cuestión de dinero. La ACB llegó a ofrecer mucho más de lo que pedíamos, pero su objetivo es acabar con la asociación, debilitarla”, señaló.