Paco Alcácer se marcha del Barcelona cedido al Dortmund tras dos años en la sombra

pacotubro

Sabía que su estancia en Barcelona no sería fácil. Ni le extenderían la alfombra, ni le pondrían la etiqueta de titular por mucho que pesaran los 30 millones abonados al Valencia para su traspaso después de un largo verano de negociaciones y declaraciones contradictorias. Paco Alcácer (24 años) llegó al Camp Nou cuando se agotaba el mes de agosto del 2016 y se marcha en las mismas fechas dos años después. Sin apenas haber jugado.

 

El FC Barcelona ha cerrado la cesión del jugador al Borussia Dortmund por dos millones de euros y el compromiso del club germano de asumir la ficha del delantero (de unos cuatro millones), según informa el club en un comunicado. Además, el Dortmund se guarda una opción de compra por 23 millones más cinco en variables. El Barcelona, que tiene contrato con el valenciano hasta el 2021, se reserva un derecho de tanteo. Además, tendrá un 5% de la plusvalía de una futura venta del jugador a un tercero.

 

Alcácer, que ha pasado la revisión médica la mañana de este martes en Alemania, sale de Barcelona con más fotos de archivo en Sant Joan Despí que en el Camp Nou, pues ha saltado al verde menos de lo deseado. Nadie le prometió que estaría habitualmente en el once, pues la delantera la copaban entonces Messi, Neymar y Suárez, pero pensó que se haría un hueco en el equipo, ni que fuera como suplente habitual.

 

barcelona_afp_0

 

Sin Neymar, el técnico ha saltado del 4-3-3 al 4-4-2 y pocas veces ha encontrado acomodo en el esquema para el valenciano. Cuando lo ha hecho, además, a menudo ha jugado desplazado a la banda izquierda, donde no se siente tan cómodo como cuando ejerce de nueve. Vista la pretemporada, la situación no tenía visos de mejorar. “Le ha matado la falta de continuidad”, apunta su entorno.

 

Delantero centro, jugador de área, goleador oportunista, Alcácer siempre fue un tipo trabajador y esforzado. Y en ningún momento ha dicho una palabra más alta que otra. Pero no le ha bastado con eso. Con Messi y también Suárez presentes siempre en la alineación, activado Dembélé, mientras Valverde logra encontrar la posición ideal para Coutinho, y recién llegado Malcom, este curso, el Barcelona ha apostado antes por Munir –tras las cesiones al Valencia y el Alavés, además acaba contrato a final de curso– que por Alcácer.