ONU ha solicitado evitar “catástrofe humanitaria” en Idlib

catastro

El Coordinador Regional de la ONU para la Crisis Siria, Panos Moumtzis, instó a países influyentes que asisten a una reunión en Ginebra a buscar una salida diplomática y evitar “una catástrofe humanitaria” en Idlib, al norte de Siria, donde están atrapados por la guerra casi tres millones de civiles.

 

El llamado llega en momentos el gobierno de Siria, con el respaldo de Rusia e Irán, ha estado preparando una gran ofensiva para recuperar Idlib y sus zonas aledañas de manos de rebeldes. El área es el último gran bastión de la oposición activa al gobierno del presidente Bashar al-Assad.

 

Aviones de combate sirios y rusos reanudaron los bombardeos en el lugar la semana pasada y los presidentes de Rusia, Irán y Turquía -que se reunieron el viernes en Teherán- no pudieron llegar a un acuerdo para declarar un cese al fuego que impida la ofensiva a gran escala.

 

Moumtzis dijo que cuenta con la garantía de países como Rusia y EE.UU., quienes -aseguró- están decididos a encontrar una salida pacífica al conflicto. Además explicó que el Grupo de Trabajo se ha reunido varias veces durante las últimas dos semanas para enfocarse en dicha solución.

 

“La diplomacia, la prevención y la diplomacia humanitaria se están llevando a cabo en todos los niveles para garantizar que todos trabajen para el mismo objetivo a fin de evitar una catástrofe humanitaria. Y que no se cumpla nuestro temor de que lo peor está aún por llegar”, dijo el funcionario.

 

Cerca de tres millones de civiles están atrapados en Idlib, sin tener a dónde ir debido a que todas las rutas están cerradas.

 

La ONU ha advertido que una operación militar a gran escala en Idlib terminaría en la peor masacre de este siglo.

El conflicto se ha acrecentado desde comienzos de septiembre, cuando aumentaron los bombardeos aéreos y de las fuerzas sirias y rusas.

 

Informes de la ONU indican que decenas de personas, entre ellos mujeres y niños murieron y otras resultaron heridas, y que varios hospitales y escuelas fueron atacados y puestos fuera de servicio.

 

sira

 

Unas 2,9 millones de personas viven en el área controlada por la oposición, que se compone por la provincia de Idlib y pequeñas zonas adyacentes de las provincias de Lakatia, Hama y Alepo.

 

La ONU sostiene que más de dos millones de personas en Idlib necesitan ayuda humanitaria.

 

Moumtzis dijo además que las agencias humanitarias avanzan en un plan para responder a las necesidades de 900,000 personas que podrían verse afectadas por las hostilidades. Según el funcionario, todos esperan lo mejor, mientras se preparan para lo peor.