Modificada por la pandemia, comienza la 75ª Asamblea General de la ONU

Modificada por la pandemia, comienza la 75ª Asamblea General de la ONU

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido a los mandatarios que envíen sus discursos grabados; sin embargo, no se impedirá a ningún líder asistir en persona a las sesiones de la Asamblea General.

NUEVA YORK, EE.UU. – Pasillos vacíos, distancias y mascarillas, son parte del panorama en la 75ª Asamblea General de la ONU que se inició el martes en la sede de la organización mundial, en Nueva York.  La pandemia del COVID-19 ha traído limitaciones a la asistencia tanto de periodistas, como delegaciones y jefes de estado.

El presidente saliente de la Asamblea General, Tijjani Muhammad-Bande, embajador de Nigeria ante la ONU, explicó que el evento anual internacional se realizará de forma virtual y presencial.

«La septuagésima quinta sesión se iniciará en modo híbrido, tanto de forma virtual como presencial. Hemos podido, durante el período, tener elecciones muy interesantes e importantes como la del presidente de la Asamblea General, nuevos miembros del Consejo de Seguridad y para el Consejo Económico. Ambas fueron elecciones con distanciamiento, y esto ha permitido la continuidad de la toma de decisiones para esta sesión”, explicó Muhammad-Bande.

El embajador turco Volkan Bozkir, preside esta septuagésima quinta Asamblea General, que entre sus principales temas discutirá el coronavirus y su impacto en los objetivos de desarrollo sostenible, así como la pobreza, la igualdad de género, la no proliferación armamentística y la biodiversidad, en el marco de los efectos del cambio climático.

Bozkir, un funcionario público con casi 50 años de experiencia profesional y recientemente ministro turco de Asuntos Europeos, surgió como candidato del grupo de naciones de Europa Occidental.

El nuevo presidente de la Asamblea se incorporó al servicio exterior de Turquía en 1972 y ha ocupado varios cargos diplomáticos de alto nivel, incluidos los de cónsul general en Nueva York, embajador en Bucarest y representante permanente de Turquía ante la Unión Europea.

Debido a la pandemia, el embajador Bozkir, adaptó el tema elegido por los 193 Estados miembro al difícil momento que vive el mundo. Los Estados miembro habían elegido como hilo conductor: “El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: reafirmando nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo”,  a lo que el diplomático agregó “enfrentar el COVID-19 a través de una acción multilateral efectiva”.

Volkan Bozkir, embajador de Turquía ante la ONU y presidente de la 75ª sesión de la Asamblea General. [Foto: ONU Noticias]

Para el nuevo presidente de la Asamblea General, la pandemia de covid «es una crisis global que el mundo no ha conocido desde que se creó la ONU» y dice que no solo es  «una crisis de salud, sino una crisis social y económica que ha exacerbado los desafíos existentes que la Organización busca superar a través de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible».

En declaraciones a ONU Noticias antes de la Asamblea General, Bozkir dijo que la humanidad está en una lucha conjunta. «Es hora de la unidad. Los Estados miembro nunca han tenido una razón más convincente para trabajar en estrecha colaboración por el bien común».

Para el diplomático turco, la Asamblea General tiene un papel clave que desempeñar en este momento, estableciendo normas y orientando los recursos colectivos para abordar los desafíos comunes como, por ejemplo, las vacunas, que considera un bien común mundial que se puede compartir de manera equitativa. «No estaremos a salvo hasta que todos estemos a salvo», afirmó.

El equipo médico de las Naciones Unidas ha pedido a los asistentes a la asamblea que, si tienen síntomas o dan positivo por coronavirus en los próximos 14 días, contacten a la ONU para dar inicio al proceso de rastreo que será confidencial, según el presidente de la Asamblea General. Se ha solicitado a los asistentes usar mascarilla y respetar las reglas de distanciamiento.

Además, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido a los mandatarios que envíen sus discursos grabados; sin embargo, no se  impedirá a ningún líder asistir en persona a las sesiones de la Asamblea General.

Estados Unidos indicó que el presidente Donald Trump dará su discurso en persona, a pesar de que solo podrá estar presente en el pleanario un delegado por país y de que las indicaciones para mantener las distancias allí son aún más estrictas.