Europa y EE. UU. enfrentan una nueva ronda de cierres en medio del aumento del virus

Europa y EE. UU. enfrentan una nueva ronda de cierres en medio del aumento del virus

Alemania y Francia toman medidas para controlar un resurgimiento del coronavirus. Algunos estados de EE. UU., también lo hacen, mientras se confirman más de dos millones de nuevos casos alrededor del mundo en la última semana.

Alemania tomó medidas el miércoles para cerrar restaurantes, bares y teatros nuevamente y Francia sopesó las demandas de otro confinamiento a nivel nacional mientras una nueva ola de infecciones por coronavirus en Europa y Estados Unidos borra meses de progreso contra el flagelo en dos continentes.

El resurgimiento del virus y las crecientes restricciones provocaron un estremecimiento en los mercados financieros y las acciones se desplomaron.

«Debemos actuar, y ahora, para evitar una emergencia sanitaria nacional aguda», dijo la canciller alemana Angela Merkel al anunciar un cierre parcial de cuatro semanas a partir del lunes.

A man wearing a mask walks in the street in the center of Lyon, central France, Wednesday, Oct. 28, 2020. France is bracing for…
Un hombre con mascarilla camina por el centro de Lyon, en el centro de Francia, el miércoles 28 de octubre de 2020, cuando el país se prepara para un posible nuevo confinamiento por el resurgimiento del coronavirus.

El presidente francés, Emmanuel Macron, planea un discurso esta noche, mientras muchos médicos franceses instaban a un cierre nacional, con el 58% de las unidades de cuidados intensivos del país ahora ocupadas por pacientes de COVID-19.

Países como Suiza, Italia, Bulgaria y Grecia han cerrado o vuelto a tomar medidas drásticas contra bares y restaurantes e impuesto otras restricciones como toques de queda y el uso obligatorio de máscaras. Tanto Italia como Alemania establecieron récords de nuevas infecciones el miércoles, con Italia reportando casi 25.000 en un solo día y Alemania registrando casi 15.000.

«Estamos inmersos en la segunda ola», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. «Creo que la Navidad de este año será una Navidad diferente».

FILE - In this Oct. 18, 2020, file photo, people walk by outdoor plastic dining bubbles on Fulton Market in Chicago. The United…
ARCHIVO – En esta foto del 18 de octubre de 2020, la gente camina junto a burbujas de plástico para comer al aire libre en el mercado Fulton en Chicago. Ante un resurgimiento de casos de covid, el gobernador J.B. Pritzker prohibió comer y beber en interiores en Chicago.

En Estados Unidos, donde prácticamente todos los estados están experimentando un aumento en los casos, el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, prohibió comer y beber en interiores en la ciudad de Chicago y limitó la cantidad de personas que se pueden reunir en un solo lugar.

«No podemos ignorar lo que está sucediendo a nuestro alrededor, porque sin acción, esto podría verse peor que cualquier cosa que vimos en la primavera», dijo.

El rebrote tan temido se atribuye en parte al creciente desprecio por el distanciamiento social y el uso de mascarillas, así como al inicio del clima frío, que está obligando a las personas a permanecer en el interior, donde el virus puede propagarse más fácilmente.

Después de una primavera devastadora y letal, Europa parecía haber contrarrestado el virus durante el verano. Su éxito fue visto como un reproche a Estados Unidos y un ejemplo de lo que Estados Unidos podría lograr si los estadounidenses simplemente detuvieran sus luchas políticas internas y escucharan a los científicos.

El S&P 500, el Promedio Industrial Dow Jones y el Nasdaq cayeron en las operaciones de la tarde en Wall Street en medio de preocupaciones de que nuevos cierres y retrocesos de negocios arrastrarán aún más las economías.

Se culpa al virus de más de 250.000 muertes en Europa y alrededor de 227.000 en Estados Unidos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Más de dos millones de nuevos casos confirmados de coronavirus se reportaron a nivel mundial durante la última semana, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ese es el tiempo más corto para tal aumento. El 46% de los casos nuevos se notificaron en Europa.

Von der Leyen dijo que Europa se enfrenta a «dos enemigos». «Estamos lidiando con el coronavirus, el virus en sí mismo, y también con la fatiga del corona», dijo. «Es decir, la gente está cada vez más harta de las medidas preventivas».

En Estados Unidos, más de 71.000 personas al día dan positivo en promedio, frente a las 51.000 de hace dos semanas. Los casos están aumentando en todos los estados excepto en dos, Hawai y Delaware, y las muertes están aumentando en 39 estados, con un promedio de 805 personas que mueren en EE. UU. por día, frente a las 714 de hace dos semanas.

Las muertes también están aumentando en Europa, con un aumento de alrededor del 35% con respecto a la semana anterior, dijo la OMS. Francia informó el martes de 523 muertes relacionadas con el virus en 24 horas, el recuento diario más alto desde abril.

Bélgica, los Países Bajos, la mayor parte de España y la República Checa están registrando tasas de infección igualmente elevadas.

A man carries a cycling helmet and walks by EU flags as he is reflected in a marble staircase outside EU headquarters in…
Un hombre camina fuera de la sede de la UE en Bruselas, el 28 de octubre de 2020. Bélgica tiene el mayor número acumulado de casos de COVID-19 en 14 días por 100.000 habitantes.

En Italia, donde las regiones de Lombardía y Campania son las más afectadas, las autoridades han acusado a los extremistas de derecha, hooligans del fútbol y anarquistas de utilizar el descontento generalizado por las nuevas restricciones antivirus en restaurantes, gimnasios, piscinas y teatros como pretexto para la violencia de «guerrilla urbana» durante las recientes protestas.

Las conversaciones sobre nuevos cierres también han provocado disturbios en Alemania, donde miles de personas realizaron una protesta en la Puerta de Brandeburgo de Berlín para exigir más apoyo financiero del gobierno.

Los economistas dicen que las restricciones adicionales deben calibrarse cuidadosamente para evitar asestar un segundo golpe severo a las empresas.

«Un cierre nacional, como hemos visto, devasta una economía y agregaría complicaciones significativas a la recuperación económica en curso», dijo Fiona Cincotta, analista de la firma de comercio en línea GAIN Capital.

Pero Thomas Gitzel, economista jefe del VP Bank Group de Liechtenstein, dijo que un cierre breve y estricto podría ser eficaz y menos dañino que una caída prolongada en el gasto de los consumidores debido a niveles de infección persistentemente altos.

«Las estrictas medidas de contención en marzo y abril sentaron las bases para un verano económicamente exitoso», dijo.

Incluso Suecia, que evitó un cierre nacional y en general impuso medidas mucho más ligeras que otros países europeos, ahora insta a la gente a evitar las tiendas y el transporte público.