Esposa de José Mujica asume como vicepresidenta de Uruguay

04623B77-7FDF-44AA-8F87-010DE8FE53A8_cx0_cy3_cw0_w1023_r1_s

El vicepresidente uruguayo Raúl Sendic renunció el miércoles ante la Asamblea General del Parlamento en medio de denuncias de corrupción y su lugar fue ocupado por la senadora Lucía Topolansky, esposa del expresidente José Mujica y la primera mujer en ocupar ese cargo.

La renuncia de Sendic fue aceptada por la unanimidad de los legisladores presentes. Topolansky, una exguerrillera izquierdista, no hizo uso de la palabra en la sesión en la que tampoco hubo debate.

En Uruguay el vicepresidente es el presidente del Senado y de la asamblea general del Parlamento, cargos que ahora desempeñará Topolansky.

Según la constitución Sendic debía ser sustituido por el primer senador de la lista más votada en las últimas elecciones nacionales, es decir, Mujica. Pero el expresidente está inhabilitado para asumir debido a que la reelección está prohibida en Uruguay y en consecuencia no podría suplir al presidente Vázquez en caso de necesidad.

Topolansky es quien seguía en la línea de sucesión.

La ex primera dama nació hace 72 años en un hogar acomodado y apolítico pero en su juventud se sumó a la guerrillera izquierdista Tupamaros que buscaba instaurar un régimen comunista al estilo cubano. El objetivo de la guerrilla fracasó y Topolansky pasó 13 años presa. Al salir acompañó a su pareja, el también tupamaro Mujica, en un largo periplo político persiguiendo el poder pero por la vía democrática.

Sendic había anunciado su renuncia el sábado en el plenario de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio luego de que el Tribunal de Conducta Política de esa fuerza determinara que había incurrido en un “proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos” y lo acusara de mentir en sus explicaciones.

Mientras presidió la petrolera estatal ANCAP, Sendic usó tarjetas de crédito corporativas para comprar en joyerías, tiendas de artículos electrónicos y de suvenires. Ante el Tribunal de Conducta Política Sendic no pudo explicar por qué hizo una compra en una mueblería y colchonería: “A mí me parece muy rara esa compra”, se limitó a declarar. Tampoco dio explicaciones sobre compras en otras tiendas y supermercados.

El caso también está siendo analizado por la Junta de Transparencia y Ética Pública, un organismo oficial anticorrupción.