Cristiano Ronaldo, considera que su salario deberia ser superior a lo que obtiene actualmente

cristiano

La edad que suele advertir del final de la carrera futbolística de un jugador de campo en la élite en contadas ocasiones sobrepasa los 35 años. Su etapa de máximo rendimiento suele situarse entre los 26 y 31. Este lunes, Cristiano Ronaldo cumplió 33. La cifra evidencia que la trayectoria en el máximo nivel del atacante se adentra en la última fase. Pero él se resiste a que suceda. O a interiorizarlo. Cristiano, según aseguran distintos miembros de su círculo en Madrid, se considera todavía capaz de alcanzar su pico máximo de rendimiento. No se considera un futbolista en declive, pese a que es consciente de que su nivel actual no se acerca al de su mejor versión. “Sabe que él no está funcionando como antes, al igual que sabe que cada uno de los demás tampoco. Lo que ocurre es algo generalizado”, apuntan desde el club.

 

Pese a todo, Cristiano ha optado por no retirar el órdago que lanzó al club el pasado mes de junio. Entonces, solo unos días después de alzarse con la Duodécima, la maquinaria del jugador y Jorge Mendes, su representante, pusieron en marcha una campaña que proclamase su enfado y su predisposición a abandonar España. Entonces, en pleno juicio por supuesto delito fiscal, reconoció su deseo de volver a Inglaterra. Hoy, su relación con el club y los dirigentes sigue estancada, en punto muerto.

ronaldo

El jugador portugués cree fervientemente que su salario debería ser superior a los cerca de 22 millones de euros limpios que pactó con el Madrid en noviembre de 2016, cuando el club ya le aumentó la ficha y le renovó hasta junio de 2021, fecha en la que alcanzará los 36 años. Los últimos movimientos del mercado son los que han llevado al jugador a reclamar una nueva subida. Cristiano, cuenta su entorno, cree que por condición y rendimiento no puede ser el cuarto jugador mejor pagado de Europa y estar fuera del top 5 si se tiene en cuenta el fútbol chino. En estos momentos, Messi, Neymar, y hasta Alexis Sánchez, nueva estrella del Manchester United de José Mourinho, cobran más que él. Los primeros, sus principales rivales por la etiqueta de mejor futbolista del mundo, perciben del Barcelona y PSG más de 35 millones de euros por temporada, cifras a las que pretende aspirar Cristiano. Argumenta además que sus pretensiones no son estrictamente económicas, sino que lo entiende como un gesto de reconocimiento a sus prestaciones desde su llegada al club.

 

Pero en el Madrid, por el momento, optan por esperar. Aseguran desde el club que hasta la fecha no han pactado una revisión del contrato con el jugador y argumentan, que, además, no es el momento más oportuno para tratar este tema. Afirman que no hay ninguna novedad al respecto y niegan que se haya tomado una decisión. Esgrimen que al jugador le restan más de tres años más de contrato y que no han recibido ninguna oferta de ningún club ni la comunicación del jugador de querer abandonar el club. “Cuando eso ocurra, moveremos ficha”, aseguran. No descartan categóricamente su salida, pero sí afirman que hoy por hoy Cristiano sigue siendo todavía su jugador franquicia y el hombre más importante del vestuario. También que bajo ningún concepto permitirían una marcha a las malas y por la puerta de atrás de uno de los jugadores más importantes en la historia del club.

 

Él, por el momento, mantiene el silencio y la incertidumbre en torno a qué es lo que quiere hacer. Públicamente reconoce que le gustaría quedarse, pero en privado sigue mostrándose molesto con algunas acciones del club. En pleno bloqueo deportivo y de rendimiento, y a la espera del PSG, todo es inquietante en Cristiano: su presente y, más aún, su futuro.